MERIENDAS, PARA NIÑOS, CON ACEITE DE OLIVA VIRGEN EXTRA

Como protagonista de la reconocida Dieta Mediterránea, el Aceite de Oliva Virgen Extra siempre está muy presente en nuestra mesa, especialmente a la hora de desayunar y de almorzar. Pero su sabor es tan seductor y su consumo tan recomendado, que todos los enamorados de este “oro líquido” también hemos encontrado la manera ideal de merendar con él.  Hoy te presentamos algunas ideas para merendar de forma saludable y virgen extra, para hacer disfrutar a los más peques de la casa y a los no tan peques…

  • Bocadillo de queso con aceite: ¡Los bocadillos son el rey de las meriendas! Son contundentes, nos permiten combinar multitud de ingredientes, son fáciles de transportar y comer mientras se realiza alguna otra actividad (juegos, deporte, excursión, etc.) y, además, nos permiten añadir esas gotitas de vitaminas E y K presentes en el aceite de oliva. Puedes elegir entre pan integral, de semillas, blanco…

Bocadillo de pavo, de jamón serrano, de salchichón, de queso, con tomate… todos acompañados de un buen chorreón virgen extra que humedezca el pan y lo haga mucho más sabroso.

  • Tostadas de aceite con Turrolate: quizás no sea muy conocido fuera de la provincia de Córdoba pero esta tradicional combinación es muy popular entre los escolares de nuestra tierra. El Turrolate es un producto típico y propio de Priego de Córdoba, la ciudad en la que nos encontramos y de la que emergen nuestros aceites de oliva. Consiste en una mezcla perfecta de turrón y chocolate en formato barra y con una textura cremosa que aporta el punto de dulce ideal a tus tostadas o bocadillo con aceite.

Si aún no lo has probado, puedes adquirir Turrolate a través de internet. Otra opción parecida consiste en añadir media cucharadita de Cola Cao o alguna onza de chocolate a tus tostadas con aceite o bocadillo, una merienda muy popular entre los niños de los años 90.

Otras ideas para que tus hijos disfruten de una  merienda saludable son los lácteos bajos en grasa o la fruta, aquí os dejamos más detalles:

  • Yogur casero con cereales: yogur casero elaborado con lácteos bajos en grasa es una opción perfecta para una inyección de energía.
  • Fruta: manzana, pera, plátano, kiwi… ¡Hay tantos colores entre los que elegir!
  • Batidos de fruta natural o zumos: ¡podemos elaborar tantos sabores diferentes como frutas hay!
  • Bizcocho casero: ¡Todo lo casero siempre es mejor! Cuidando las porciones de azúcar y sin abusar de esta opción, nuestros hijos pueden disfrutar de un trocito de bizcocho recién horneado.
  • Galletas caseras: nada de galletas ni bollería industrial, sólo tiene cabida elaboraciones que nosotros podamos controlar.

Arbequina, la mejor variedad para los niños

Si estás familiarizado con algunas de las distintas variedades de aceitunas conocerás sus cualidades y sus propiedades organolépticas. Existen más de 200 en nuestro país y todas y cada una de ellas presentan distintas intensidades de picor, dulzura, amargor o frutado.

Numerosos especialistas en nutrición y medicina recomiendan que los niños incluyan el aceite de oliva virgen extra en su dieta habitual, aunque es comprensible que el picor y el amargor de algunos aceites de oliva lo convierta en un producto poco atractivo para ellos. Es aquí donde cobran protagonismo los aceites de oliva propios de la variedad arbequina, que destacan por su especial dulzura y suavidad en boca, y la ausencia de amargor y picor en la garganta.

Nuestra recomendación es que si tu hijo o hija está empezando a familiarizarse con el aceite de oliva, comience por introducir la variedad arbequina en sus comidas y meriendas. Estamos seguros de que con el paso del tiempo terminará disfrutando de la riqueza y los matices de los distintos aceites de oliva vírgenes extra que existen en nuestro país.  🙂

Port Relacionados

Deja un comentario